República Dominicana, el destino perfecto para descansar el cuerpo y la mente

30

Playas y montañas, valles y bosques; República Dominicana ofrece paisajes perfectos para lograr un descanso reparador y renovador a través de actividades en contacto con la naturaleza, como caminatas, cabalgatas o excursionismo.
En Constanza, una de las regiones más frescas del Caribe, el paseo por la ruta que conduce a la Reserva Científica del Ébano Verde, una joya escondida entre las montañas de la Cordillera Central dominicana es revitalizadora. El sendero “Baño de Nubes”, camina a través de un bosque húmedo, de verde y tupida vegetación con nubes a una altura cercana a la vista. Por este sendero se llega al Arroyazo, uno de los balnearios más impactantes de la zona con rápidos y manantiales naturales, de aguas transparentes que reflejan su fondo verde.

Otras opciones incluyen, por ejemplo, hacer una cabalgata hasta el Salto El Limón en Samaná, al norte del país. Esta impresionante cascada de 40 metros de altura termina en una piscina de agua cristalina ideal para un baño relajante.

En diferentes puntos de la isla, especialmente en Punta Cana, los hoteles y resorts se han enfocado en esta tendencia sumando servicios que regalan al turista los mejores mimos al cuerpo y al alma.

Con una decoración esmerada y fabulosas vistas, las áreas de spa están especialmente pensadas para la relajación absoluta. Hay tratamientos revitalizantes con bambú, algas marinas, o inspirados en rituales ancestrales de los Taínos, que incluyen una exfoliación de canela y jengibre y masajes con pequeñas bolas calientes, perfumadas con especies del país.

Una buena alimentación y ejercicio físico es clave para gozar de una buena calidad de vida. Sea cual sea el punto del país que se visite, los hoteles ofrecen un menú equilibrado y nutritivo, basado en ingredientes frescos y de estación, muchos de ellos típicos de la gastronomía dominicana. Punta Cana, el destino turístico más reconocido del país, provee muchas opciones para los que optan por dietas especiales, como comida vegana o vegetariana.

A la hora de liberar toxinas y mantener el cuerpo en óptimas condiciones, los hoteles cuentan con gimnasios equipados con aparatos de última tecnología y ofrecen rutinas o clases personalizadas con instructores especializados.

La meditación, el yoga o los retiros espirituales son algunos de los caminos que ayudan a acallar la mente de las preocupaciones cotidianas, mantener y recuperar la armonía, el equilibrio y conectarse con el don de estar vivo. En todo el país hay opciones impartidas por instructores y profesionales de la salud.

Descubrí más en: http://www.godominicanrepublic.com/